Nuestro concepto


Cuando era niña, siempre me fascinaban las historias que mis hermanos contaban al regresar a casa desde la escuela donde vivían en una “casa cuadrada redonda”, les hacían correr diariamente antes del desayuno seguido de una ducha fría, tenían que hacer paseos obligatorios, con sigilo a través del bosque y solucionar por sí mismos situaciones imprevistas y siempre parecían estar en alguna expedición de aventura fuera de la escuela. Ésta no era ciertamente la clase de educación que yo había experimentado.
La escuela era Gordonstoun en el norte de Escocia y el fundador era Kurt Hahn que creía en la educación experimental … la idea de que los niños debieran HACER cosas en la escuela en lugar de simplemente sentarse y recibir información, que los estudiantes sólo podían entender la vida emocionante y desafiante experimentándola, siendo importante desarrollar su valentía, generosidad, imaginación, principios y resolución. Los ideales del internacionalismo, la democracia, la aventura y el liderazgo fueron los primeros en su pensamiento. Finalmente estableció un grupo de educadores de ideas afines y nació la Conferencia de la Plaza Redonda. Luego, fundó Outward Bound, abriendo la primera escuela en Aberdovey, Gales en 1941.

En Round Square Adventures, abrazamos esta misma filosofía. Nuestros viajes son mucho más que recorridos en bicicleta. Nuestro itinerario ha sido diseñado para que puedas experimentar y comprender la forma de vida de los nómadas del oeste de Mongolia, que muy pocos occidentales nunca llegar a ver. Hemos diseñado el itinerario para que el paisaje épico y la rica cultura se entremezclen, para que regreses a casa con una mejor comprensión del mundo en que vivimos y tengas experiencias que nunca olvides.

Los guías y el equipo en Mongolia occidental son de la comunidad local. El turismo sostenible es para beneficio de todos y contribuye a la economía de las comunidades que visitamos, les ayudamos a prosperar lo que significa que podemos seguir disfrutando de sus tesoros.

La aventura es una parte importante de nuestros viajes. A veces, el tiempo inclemente, el cauce de los ríos que cruzamos o las rutas impracticables, significan que tenemos que cambiar nuestro itinerario. Por otra parte podríamos ver una ruta particularmente atractiva que conduce a un valle desconocido que nos apetece explorar. Somos adaptables y flexibles.

El mundo en el que nos sumergiremos en las altas y áridas estepas de la cordillera de Altai está gobernado por las estaciones y el ritmo de la vida humana, por el ganado. El modo de vida nómada se ha mantenido durante siglos, con apenas cambios en su cultura o estilo de vida. En este remoto lugar del mundo, la mayor parte de la tecnología, que es prácticamente indispensable en nuestras vidas, no tiene ningún significado a dónde vamos. No tiene funcionalidad en un remoto valle entre altas montañas o en medio de una gran estepa alpina, lejos de cualquier civilización convencional. En línea con nuestra filosofía y respetando el medio ambiente en el que viajamos, mantenemos el grupo pequeño; Entre 6 y 10 personas. Viajamos la mayoría del tiempo en las Fatbikes, que producen el menor impacto en el medio con la máxima recompensa.